jueves, 19 de abril de 2007

La memoria nunca es suficiente para impedir
que el crimen se repita

En estos tiempos profundamente autodestuctrivos de la humanidad, negar el holocausto suena a poco, a casi nada. Entre bombas reales, que mutilan vidas y desparraman sangre sobre sangre, las palabras pueden parecer sólo cachetadas, apenas insultos hacia los dolorosos recuerdos extraídos de los testimonios de sobrevivientes, pero que no hacen más daño que las balas. Por cierto así es: las bombas matan ahora mismo, pero algunas palabras de hoy pueden cargar las armas del mañana.En el texto que leímos en el programa del miércoles, y que está en nuestros audios, Jack Fuchs, sobreviviente de la Shoá, piensa desde el dolor que "el delirio se pone en marcha siempre que una voluntad inspirada en la voluntad general toma la decisión de resolver, de solucionar la historia". El delirio, sostiene Fuchs, comenzó con la propaganda nazi estigmatizando al judío, entre otras minorías, pero especialmente al judío, como representación del mal. Asistimos casi sin asombro a unos cuántos delirios contemporáneos. A muchas maquinarias propagandísticas que crean modernos demonios permanentemente. Y a los demonios, se sabe, hay que aniquilarlos. Ya lo decía el decreto peronista que abrió las puertas del cielo a muchos de ellos. Este 19 de abril, otro día para recordar el holocausto desde la fecha en que comenzó, en 1943, el levantamiento del Guetto de Varsovia, quizá sea especial por esas cosas: por las negaciones, los nuevos delirios y las maquinarias de propaganda que, a fuerza de palabras, están lustrando las armas de la próxima guerra.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Está bien recordar todos los crímenes. El holocausto fue un horror que nadie debe olvidar. Lo que pasa en palestina en las últimas décadas demuestra que solo la memoria no es suficiente

la retaguardia dijo...

También podríamos recordar los asesinatos de Papá Doc en Haití y los muertos por las cruzadas de Ricardo Corazón de León, tanto como los crímenes de Milosevic. Pero estábamos recordando el holocausto, y uno ya está acostumbrado a que lo chicaneen con la guerra en Medio Oriente y a tener que aclarar que, como judío, rechazo cada vez que el ejército israelí asesina palestinos.
Me parece, de todas maneras, que la situación en Medio Oriente puede y debe debatirse y el Holocausto no merece discusión. Si querés, anónimo, podemos debatir acerca de lo que pasa en Palestina (decirlo así es una sutil manera de negar al Estado de Israel), pero en un marco diferente al del holocausto, porque lo que sucede en Medio Oriente es feo, pero es otra cosa. Me gustaría saber, antes que nada, que pensás del nazismo, que era el tema en cuestión.

gracias por escribir, anónimo.
fernando tebele

pd: al redactar los comentarios hay varias opciones: aparecer con tu cuenta google es una de ellas pero no todos la tienen; otra puede ser aparecer como anónimo, pero firmar abajo, que sería lo más correcto; y creo que también se puede escribir sin tener cuenta google, colocando un mail.
En cualquier caso, no volveremos a publicar comentarios anónimos. Eugenia publicó este para que no pareciera que censurábamos la opinión por no compartirla, pero no nos parece bien escribir anónimamente.

la retaguardia dijo...

ah, y te invito a visitar www.sentimientobohemio.com.ar, que si bien es una página de fútbol, publiqué allí esta semana, en mi columna política, una ampliación de las líneas aquí comentadas.

tebele

Anónimo dijo...

Perdon. visito su pagina regularmente y nunca pongo nada porque no creo que miopinión sea algo que le interese a otros.
Mi intención al publicar ese comentario era apoyar lo escrito y declarar que ni esas muertes ni las muertes actuales pueden justificarse, pero usted se sintio tocado o no se que y creyo leer una chicaneada y neecsitó ponerse a recordar asesinatos. nada mas lejano a mi intencion que ofender. no firmé porque apenas estoy aprendiendo a navegar por internet y para usted es muy facil pero para mi no.
Perdon por despertar su enojo y le juro que no pisare mas su pagina. No me interesa la gente que ante un comentario sale a pegar. ah, y no sabia de que religion era usted ni me importa.

Melisa Ounge (melissalounge@hotmail.com)

la retaguardia dijo...

Quería hacer algunas aclaraciones respecto de mi respuesta al mensaje del lector/a.
Tanto La retaguardia como yo, particularmente, no nos caracterizamos por ser groseros. En este caso creo que lo fui, así que pido disculpas.
Sin excusarme, el mensaje reune dos condiciones que me enojan bastante: el carácter anónimo y lo que consideré como una chicana.
La lectora nos escribió contrariada por mi reacción, aduciendo que no fue una chicana. En fin, queda a criterio de ustedes si lo fue o no. Si no lo fue, en mi defensa digo que es demasiado común remitir a Medio Oriente cuando se hace referencia al holocauto, como si no se pudiera recordar más hasta que no se solucione el conflicto actual.
De todas maneras no debí haber reaccionado así, pero ser un poco cabrón es una de las características que más me encabronan.
En cuanto a mi respuesta, algunas cosas que escribí, sin el contexto del enojo, pueden terminar expresando cosas que no siento, más bien todo lo contrario.
Entonces, cuando digo que hablar de Palestina es una manera sutil de negar a Israel, tiene validez en tanto respuesta a una chicana.
Mi visión del asunto, por suerte expresada en muchos textos publicados anteriormente, es que la cuestión debe resolverse con dos Estados: uno Israel y el otro, de una vez por todas, Palestina, que se reconozcan mutuamente y no sólo se acepten, si no que convivan, con todo lo que eso supone para dos países vecinos.
Las muertes, de uno y otro lado, me parecen estúpidas e innecesarias y, por lo tanto, lamentables.

Gracias por leernos.
Fernando Tebele