sábado, 9 de junio de 2007

Ana Longoni: "en los cuerpos de los sobrevivientes de la tortura se encarnó la derrota"

Traiciones, de Ana Longoni, es un libro atrevido, provocador, en tanto se mete con un estigma aceptado generalmente con bastante naturalidad: todos los sobrevivientes de los campos de concentración de la última dictadura militar son traidores, por eso sobrevivieron. Longoni intenta con éxito voltear los argumentos que sostienen ese estigma y lo hace con inteligencia. Parte desde el análisis de tres novelas: Recuerdo de la muerte, de Miguel Bonasso; Los compañeros, de Rolo Diez y El fin de la historia, de Liliana Heker. Sobre todo en los libros testimoniales novelados por Bonasso y Heker, el aporte a la construcción de ese estigma es notorio; es decir que la sombra de la traición no sólo fue creada por el enemigo, sino asombrosamente sostenida por propios compañeros, quizá con el objetivo de idealizar a los desaparecidos, a modo de contrapeso. Además rastrea el comienzo de la estigmatización en los años previos a la represión, cuando las principales organizaciones armadas rechazaban cualquier tipo de delación, aun cuando la tortura se volviera insostenible. No evaluaban de ningún modo la eficacia del método, más bien cargaban contra la voluntad de la víctima. Longoni dice que intenta aportar a la construcción de "nuevos proyectos emancipatorios", basados en una lectura crítica de la militancia de los ´70, que la idealización no permite cuestionar todavía. Quizá este libro ayude a abrir el debate y quite del camino de los sobrevivientes la sombra de la traición. En nuestros audios, la entrevista completa con Ana Longoni.

2 comentarios:

Hard Core dijo...

La felicito a Ana Longoni, no solo porque me interesa ver lo que escribio, sino la tematica, ya que no la he leido, solo el comentario que esta escrito aqui, solo que no solo han escrito la historia a su antojo, (no soy militar, ni policia, ni guardia de seguridad), sino que la han escrito ellos con singular descaro, que ahora necesitan nuevos apologetas, me interesa mas la linea que en el blog del Lobo Estepario esta Uturuncos, sobre el accionar de la Triple A en Mar del Plata, donde, no solo denuncia sino que critica. Y da lugar a una historia redondita de la epoca. Bonasso, me como Verbitsky o toda la historiografia escrita hasta ahora, conllevara necesariamente, ineludiblemente un segundo revisionismo historico. Cuando Enva El Kadri, le preguntabamos por la primer resistencia peronista, el decia que era muy gloriosa, pero como no la habian escrito, posiblemente nadie la recordaria. La consigna fue clara. Solo que muchos de los que estuvieron en la primer resistencia peronista aunque viejos no han muerto todavia.

Fernando Tebele dijo...

Hola hard core: disculpas por la tardarnza en responder, si es que buscaras alguna respuesta.
Lo primero que se me ocurre en recomendarte que te pegues una vuelta por nuestro podcast y escuches la entrevista entera. Creo que el análisis de Longoni es mucho más rico que lo que nosotros rescatamos al escribir ese copetito.
La idealización de la militancia de los setenta... qué tema. Uno no llega nunca a saber hasta dónde le termina haciendo el juego a la turra teoría de los dos demonios cuando discute la idealización.
En fin, creo que es necesario debatir aquella militancia, ¿pero podremos hacerlo contextualizándola en esos tiempos y no vista desde nuestros ojos? Todos los debates llegan algún día.

saludos y gracias por escribir.
tebele